Echarse una mano para llegar más lejos.

Hand Solo y Ayúdame3D

    Salud Tecnología Tecnología 3D Prótesis Brazos 3d Impresión 3d
Ver historia

Maneras de actuar en esta historia.

Hazte socia

Compra un producto o servicio

Donación económica

Donación de recursos

Voluntariado

Difunde

#PiensoLuegoActúo

Compartir ya es una forma de actuar.

14 de marzo de 2022

Unidos para hacer la tecnología más accesible.

Todo buen proyecto empieza con una gran sonrisa y un apretón de manos. David nació sin un brazo, sufrió bullying en el colegio y se metió en el personaje de Hand Solo para servir de inspiración a otros jóvenes. Guillermo es un diseñador que ha encontrado en la impresión 3D una herramienta de gran impacto social. Ambos unen hoy sus fuerzas para romper con el estigma de la discapacidad y ayudar a otras personas a cumplir sus sueños.

 

Pepo Jiménez.

Todo el mundo recuerda su primer día en el colegio: las mariposas jugando en el estómago, la merienda en papel de plata, la incertidumbre con los compañeros… Cuando David Aguilar (Andorra, 2000) fue por primera vez al colegio se llevó esa mochila de emociones, pero con un sobrepeso inesperado. Atrapado en la burbuja de calor familiar y la sobreprotección a un niño con una enfermedad rara (síndrome de Poland), ese primer día de miradas furtivas, aislamiento social y juegos en solitario terminaría de forjar su personalidad para siempre.

 

David acabó la jornada corriendo y dando vueltas en solitario por el patio con la mirada perdida, hasta que vio retratada la más cruel de las realidades: “En el patio había unos cristales que reflejaban. Me vi allí, me paré un momento y dije: ‘Ya está. Nadie quiere jugar conmigo y se apartan de mí porque tengo un brazo más corto que el otro’”.

 

Crecer frente a un espejo. 

 

Diez años más tarde, David volvería a ver otro reflejo inspirador, en este caso en el espejo del baño de su cuarto. Otra vez frente a una realidad sobrecogedora, pero a diferencia de aquella que reflejaba la soledad del patio del colegio esta nueva ‘revelación’ daría la vuelta al mundo, su mundo… y también al nuestro. David, con 17 años, acababa de construirse un brazo funcional con piezas de Lego que le permitía tener cierta movilidad y autonomía, y delante del espejo empezó a simular las posturas de fuerza que nunca pudo hacer de pequeño: “Pensé que por primera vez estaba completo, en cierto modo, y pensé también que gracias a lo que hice podía ayudar a mucha gente en el mundo”. La noticia acabó en todos los medios. Todo el mundo quería ahora jugar con él.

Aquel chaval de Andorra, sometido por siempre a miradas indiscretas y al bullying de los compañeros, había decidido darle la vuelta a la exposición pública de su cuerpo. Ahora sí quería mostrarse a todos con orgullo para servir de ejemplo, para que otros chicos con su discapacidad no tuvieran que pasar por lo mismo que él pasó de pequeño. El mensaje ahora era: ‘Tú puedes cumplir tus sueños”.

Así nació Hand Solo.

 

Hand Solo es David Aguilar. Pepo Jiménez.

 

El espejo de Hand Solo ahora es uno donde miles de niños con discapacidad pueden mirarse. Se calcula que más de 100 millones de personas necesitan una prótesis en el mundo, muchos de ellos desde el nacimiento. Acceder a una prótesis convencional puede costar desde 3.000 a 60.000 euros.

 

Pero el personaje creado por David no solo es un lugar de inspiración, un documental, un libro, una tienda con beneficios para asociaciones de diversidad funcional, o talleres y charlas de concienciación y aprendizaje. No es solo un niño como Beknur, sonriendo cuando recibe otro brazo de Lego fabricado por David, o un proyecto educativo de realidad virtual para combatir el bullying. El alter ego de David es un ejemplo inspirador que pieza a pieza sirve para analizar y reconstruir cualquier vida. Un ejemplo.

"El medio que estoy usando yo para llegar a los demás, para enseñarles la motivación y el poder que llega a tener la fuerza de voluntad en una persona, es el Lego. Pero la gente puede usar otras piezas para construir su futuro".

David Aguilar, Hand Solo y Ayúdame3D

Algunos datos

“Empezamos en Kenia con cinco personas, pero ahora mismo estamos entregando en más de 55 países, 350 brazos al año”, Guillermo M. Gauna-Vivas.

100 millones de personas en el mundo carecen de alguna extremidad y 83 millones de esas personas no pueden permitirse un dispositivo que les ayude en el día a día.









Sabemos que estas historias relacionadas también te van a molar.

La ONG de cooperación humanitaria que no quiere que nadie arriesgue su vida.

La ONG de cooperación humanitaria que no quiere que nadie arriesgue su vida.
    África Países en Desarrollo Migración

Encuentra tu héroe interior.

Encuentra tu héroe interior.
    Acompañamiento Salud Mental Empoderamiento

La alternativa indolora para administrar fármacos.

La alternativa indolora para administrar fármacos.
    Salud Tecnología Niños

La ambulancia que regala deseos.

La ambulancia que regala deseos.
    Justicia Social Acompañamiento Convivencia
/