El ingeniero frigorista que produce agua donde hay sequía.

Aquaer y WaterInception

    Tecnología Medio ambiente Países en Desarrollo Agua Justicia Social
Ver historia

Maneras de actuar en esta historia.

Donación económica

Difunde

#PiensoLuegoActúo

Compartir ya es una forma de actuar.

14 de febrero de 2022

Una máquina para extraer agua en el desierto.

Enrique Veiga, de 82 años, es un ingeniero industrial que ha inventado una máquina que produce agua gracias a la condensación del aire. La empresa Aquaer ya ha enviado estos dispositivos a Namibia, Jordania, Irán y a campos de refugiados de el Líbano y colabora con varias ONG para que el agua potable llegue a donde más falta hace.

 

 

Lucía Martín

Enrique Veiga (Vigo, 1939) dice ser un hombre afortunado, y por muchas razones además: se casó con la mujer más guapa de su pueblo, Pilar Barrios, y tuvo 5 hijos con ella (y sus 14 nietos). Su padre, Camilo Veiga, fue un hombre importante en Vigo, tanto que cuenta incluso con su propia calle en la localidad de Bouzas. Uno de sus hermanos mayores, una mente privilegiada, tenía un laboratorio en casa en el que Enrique pudo trastear a gusto y así satisfacer todas sus curiosidades infantiles. Por si fuera poco, su abuelo, marinero jubilado, le enseñaba todo tipo de cosas en el tiempo que pasaba con él: “Podía resolver cualquier problema, desde un injerto de un árbol a arreglar una máquina, hacer unas redes…”, cuenta este ingeniero industrial de 82 años.

 

Con semejante efervescencia de conocimiento a su alrededor no es de extrañar que Veiga inventara una máquina que consigue sacar agua del aire. Les damos un dato: la máquina de Enrique puede producir hasta 5.000 litros de agua al día en unas condiciones muy extremas, de hasta 40 grados y 10% de humedad (las versiones más pequeñas producen entre 50 y 75 litros al día). Imaginen lo que puede ser eso en zonas desérticas…

 

Veiga se formó entre Vigo, París, Noruega, Canadá… Sus primeros pasos profesionales los dio en una empresa de su tierra para la que trabajó en Sevilla, donde fue a transformar “la actividad de pesca tradicional en la empresa de congelados”, afirma.

 

Veiga se especializó en frigoríficos y aires acondicionados, se encargaba de calibrar las máquinas para que no condensaran agua. Y entonces llegó 1990 y una grave sequía que afectó al sur de España y a su pueblo. Así surgió la idea, ¿y si utilizamos la condensación para extraer el agua del aire? Dice el refrán que del dicho al hecho hay mucho trecho, y a Veiga este proyecto le supuso dos años ideando la mágica máquina que produjese agua allí donde no había.

 

Enrique y su máquina de Aquaer. Pepo Jiménez.

 

Y así surgió Aquaer, término formado por dos vocablos griegos: aqua (agua) y er, aire, que definen a la perfección su actividad. “La máquina funciona copiando el ciclo natural del agua, el agua se evapora en los trópicos, forma parte de la atmósfera y llega un momento que se enfría. Si el enfriamiento está por debajo del punto de rocío, que es la temperatura a la cual empieza a condensar el agua que forma parte del aire, se produce la lluvia. Y eso es lo que hacemos nosotros, hacemos llover donde no llueve porque el aire tiene humedad, en todas partes. Si el aire está muy caliente puede tener mucha agua”, explica Veiga. Su invento está basado en las unidades de aire acondicionado y en el efecto de condensación que tienen: la electricidad se utiliza para enfriar el aire, condensarlo y sacar agua.

 

Una máquina pequeña produce entre 50 y 75 litros al día y las versiones más grandes pueden incluso producir hasta 5.000 litros al día… “La máquina de 50 litros es fácil de alimentar, con energía solar. De hecho hemos producido varias, con cuatro o cinco metros cuadrados de paneles solares la máquina funciona”, aclara.

"En el aire, en la atmósfera, hay más agua que en todos los ríos y lagos de agua dulce que hay en la tierra".

Enrique Veiga, Aquaer y WaterInception

Algunos datos

Según Unicef, 1.000 niños mueren al día por falta de agua potable.

“Hoy la máquina de Aquaer puede producir 500 litros al día para más de 150 refugiados en el campo de Trípoli en, en Líbano”, Nhat Vuong.









Sabemos que estas historias relacionadas también te van a molar.

Proteger a las abejas y a la biodiversidad.

Proteger a las abejas y a la biodiversidad.
    Medio ambiente Animales Abejas

La orquesta que transforma basura en sonido.

La orquesta que transforma basura en sonido.
    Medio ambiente Niños Inclusión

Cholita recicla: dar una nueva vida a las redes de pesca.

Cholita recicla: dar una nueva vida a las redes de pesca.
    Medio ambiente Consumo Responsable Producto Sostenible

Apadrina un olivo y lucha contra la despoblación.

Apadrina un olivo y lucha contra la despoblación.
    Medio ambiente España Vaciada Rural
/