La sonrisa es nuestra carta de presentación, pero a veces unos dientes en mal estado merman nuestra autoestima y nos impiden compartirla con el mundo. Tras visitar zonas empobrecidas del continente africano y ofrecer tratamiento a cientos de personas que nunca habían visitado al dentista, Christian Vargas se dio cuenta de que en nuestro país también hay muchas personas sin recursos suficientes para tener una boca sana y bonita. Por eso creó una clínica dental solidaria en Barcelona basada en el concepto de cadena de favores.

Seguir leyendo

Si esta historia te ha hecho pensar, visita la plataforma del proyecto
y pasa a la acción con tu granito de arena.

Lo mejor está por escuchar.

Comparte su historia

Historias relacionadas Ver todas