¿Sabías que en España tiramos a la basura 8 millones de toneladas de comida al año? Con ello se agotan recursos que podrían alimentar a las personas que más lo necesitan. Lo que consideramos desperdicios a veces no lo son, pero para instaurar el aprovechamiento es necesario una nueva mentalidad e impulsar cambios legislativos. Cuando descubrió la ingente cantidad de alimentos que se desperdiciaban en el comedor del colegio de su hijo, Cristina Romero decidió aportar soluciones. Con el respaldo de 225.000 firmas y unas croquetas, se plantó en el Congreso para pedir el cambio.

Seguir leyendo

Si esta historia te ha hecho pensar, visita la plataforma del proyecto
y pasa a la acción con tu granito de arena.

Lo mejor está por escuchar.

Comparte su historia

Historias relacionadas Ver todas