¿Sabías que hay países donde las niñas dejan de ir al colegio por el simple hecho de tener la regla? ¿Sabías que pueden llegar a perderse la cuarta parte de las clases? Una niña sin educación es una niña sin voz. Diana Sierra defiende la dignidad menstrual y trabaja para que todas ellas puedan tomar el control de sus vidas en igualdad de condiciones.

Seguir leyendo

Si esta historia te ha hecho pensar, visita la plataforma del proyecto
y pasa a la acción con tu granito de arena.

Lo mejor está por escuchar.

Comparte su historia

Historias relacionadas Ver todas